Dieta para Hipertensos

¿Qué dieta para hipertensos elegir? Antes de llegar al meollo de la cuestión, se debería hacer una breve mención a esta enfermedad.

La presión arterial alta es una enfermedad sustancialmente preocupante; puede ser un síntoma de una condición patológica, como en las enfermedades cardiovasculares o endocrinas (se habla en estos casos de hipertensión secundaria), o puede ser una enfermedad independiente de la que no se conocen las causas (y como tal se define la hipertensión esencial o hipertensión primaria).

Se sabe sin duda, que la presión arterial alta puede causar daños en varios órganos (cerebro, corazón, riñones, etc.). Muy a menudo se trata esta enfermedad con medicamentos, pero esta opción no tiene porque ser siempre la más adecuada, ya que muchas veces, podría ser suficiente para el tratamiento de esta enfermedad un cambio de dirección en el estilo de vida de la persona que la padece. Los factores a eliminar, antes de recurrir a la medicación, son: Exceso de peso, Fumadores, La inactividad Física y el Estrés.

mejor dieta para la hipertension

El papel de la dieta en el tratamiento de la hipertensión

El factor de la dieta para hipertensos juega un papel vital en el manejo de esta enfermedad, es la forma primaria de la secundaria. En el caso de la hipertensión esencial no es grave, una nutrición y actividad física adecuada, podría ser más que suficiente para mantener el valor de la presión arterial dentro de los límites considerados normales.

En el caso en que el sujeto sufra de hipertensión secundaria, un enfoque de la dieta adecuada puede ayudar a reducir significativamente la cantidad de medicamentos que el paciente está obligado a tomar.

Una de las primeras recomendaciones que se dan al paciente hipertenso es reducir la ingesta de sodio (sal). Se debe empezar diciendo que el papel que juega de sodio en la hipertensión aún no se ha definido claramente, pero el consejo de un consumo moderado se cree que es aún válido.

dieta-para-hipertensos

Consideraciones a un lado sobre el papel de la sal, el consejo que podemos dar a los que sufren de presión arterial alta es muy simple: Seguir las pautas de una dieta para hipertensos adecuada. ¿Con qué frecuencia repetimos? No hay necesidad de demonizar cualquier alimento (a excepción de aquellos alimentos que contienen grasas trans, por ejemplo, la margarina y las grasas y aceites parcial o totalmente hidrogenados), lo importante es asegurar para nuestro cuerpo la correcta asignación diaria de macronutrientes, que para una dieta para hipertensos es la siguiente:

Carbohidratos: mínimo 45%, proteínas: mínimo 15%, grasas: mínimo 25%. El 15% restante debe adaptarse al grado de inactividad del sujeto.

Algunos alimentos (mantequilla, aceite y azúcar), se deben utilizar con moderación, otros se desaniman (alimentos con azúcar añadido que no tienen alternativa al azúcar). Definitivamente se recomienda una moderación absoluta en el consumo de alcohol y bebidas alcohólicas, ya que se ha demostrado el papel positivo que una restricción en este sentido, juega en la disminución tanto la presión arterial sistólica (la llamada presión máxima), y la presión diastólica (la presión mínima).

También es importante incluir en la dieta todos los alimentos que tienen un alto índice de saciedad, como frutas y verduras.

Del mismo modo, puede ayudar a avanzar hacia una mejora, el estilo más sobrio de la cocina, por lo que las patatas con moderación y asados ​​son adecuados(preferimos los métodos de cocción más simples, tales como, por ejemplo, al vapor o a la parrilla).

Los siguientes párrafos resumen las listas relacionadas con los alimentos que se pueden consumir con moderación y los ideales para el tratamiento de la hipertensión.

La dieta para la hipertensión arterial: alimentos para ser consumidos con moderación

De consumo moderado:

  • El alcohol y las bebidas espirituosas.
  • Bebidas carbonatadas.
  • Carnes grasas.
  • Frito o tostado.
  • Chocolate y productos de confitería en general.
  • Quesos grasos.
  • Pizza.

La dieta para la hipertensión arterial: alimentos que se pueden tomar

Alimentos dietéticos para hipertensos sin efectos secundarios particulares son:

  • Carne blanca.
  • Carnes rojas.
  • Queso fresco.
  • Frutas (cítricos, albaricoques, piñas, sandías, plátanos, fresas, kiwi, melón, melocotones).
  • Pan integral.
  • Pasta.
  • Pescado magro.
  • Verduras (espárragos, alcachofas, zanahorias, col, coliflor, pepino, cebolla, hinojo, escarola, lechuga, lentejas, patatas, pimientos, guisantes, tomates, rábanos, apio).
  • Yogur bajo en grasa.

Consejo General

Muchas enfermedades, y entre ellas también la presión arterial alta, puede ser mejor manejada si el sujeto tiene un buen estilo de vida, lo que conllevaría por ejemplo seguir una dieta para hipertensos.

El poder es querer, y esta es el arma más poderosa para que la mayoría de la gente viva mejor. Por ejemplo, es bastante inútil tratar de comer bien, si fumas, tienes una vida totalmente sedentaria, consumes con demasiada frecuencia alcohol, etc.

Ahora, sólo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite recibir información útil sobre dietas y alimentación. Sólo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchas gracias!

flechas-azules-dieta-para.net

Dieta para Hipertensos
Vota este post