Dieta para Dejar de Fumar

Todos conocen las malas consecuencias del hábito de fumar, especialmente para la salud. Pero al mismo tiempo, muchos de los fumadores que deciden o intentan dejarlo se rinden rápidamente; por una parte debido al temor a sufrir el síndrome de abstinencia y por otro lado, hay un gran miedo a subir de peso.

Está comprobado que dejar el tabaquismo puede alterar el metabolismo, ya que genera cierta ansiedad que en la mayoría de los casos termina en la necesidad de comer sin control o consumir alimentos que no son muy favorables; así que la persona puede ganar entre 3 y 4 kilos por mes.

Sin embargo, siempre hay opciones a las que se puede recurrir para dejar de manera definitiva el tabaquismo, enfrentar con éxito el síndrome de abstinencia, mejorar la salud y todo sin tener que ganar kilos de más.

dieta-para-dejar-de-fumar

Se trata de algunas dietas para dejar de fumar, cada una con características diferentes y algunas similitudes, y ejemplos de éxito, así que conviene conocerlas, aunque más que representar dietas, se trata de ciertos cambios en las formas de alimentación. Todas estas dietas a continuación:

Las mejores dietas para dejar de fumar

Dieta desintoxicante

Si buscas una dieta para dejar de fumar, esta es una de las más empleadas; permite limpiar y desintoxicar el cuerpo comiendo de forma saludable además de dejar el tabaco.

Cconsiste en elevar el consumo de vitamina C, se trata de frutas como la naranja, el pomelo, el kiwi y la piña. También es clave consumir ácido fólico el cual se encuentra en frutas, verduras, nueces y judías.

dieta-desintoxicante-para-dejar-tabaco

También te puede interesar: ¿Cuál es la mejor dieta para desintoxicar el organismo?

Asimismo, incentiva el consumo de ajo y alimentos con triptófano ya que producen serotonina, beneficiosa para el organismo; se trata de la avena, legumbres y la miel de abeja.

En cuanto a las bebidas, esta dieta sugiere el agua pura para purificar y el té verde por su contenido de antioxidantes, es clave evitar las frituras y la comida rápida.

Dieta adventista

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en todo el mundo propone y lleva a cabo un plan de 5 días para dejar de fumar, se conoce que tiene más del 50% del éxito.

Se fundamenta en el tratamiento de la salud física y mental, sugiere dejar el café y el alcohol, dejar la carne y seguir una dieta vegetariana, consumir mucha agua y hacer ejercicio al aire libre.

También propone acciones en cuanto al comportamiento, como poner mensajes similares a: “He decidido dejar de fumar” dentro del paquete de cigarrillos e informar de la decisión a la familia y a los amigos.

Dieta macrobiótica

Esta dieta se basa en la división de los alimentos según el Yin y Yang, pues esto permite el equilibrio físico y emocional por medio de la comida y contribuye a dejar efectivamente el cigarro.

Todo se trata de eliminar productos refinados como el azúcar y el pan blanco, los refrescos con gran contenido de azúcar, los dulces, los embutidos, la carne y el alcohol.

Al contrario, promueve el consumo de cereales integrales, las galletas de arroz, paté vegetal, sopas  y cremas de arroz y mijo e infusiones.

Aunque, es preciso resaltar que es muy importante tener cuidado con esta dieta ya que propone la total eliminación de las carnes, y en consecuencia se eliminarían nutrientes esenciales para el organismo.

Dieta del Doctor Cormillot

Esta dieta motiva a llevar un registro de lo que se come y las cantidades respectivas, para luego reducir cada una de ellas.

Incentiva a comenzar las comidas principales con hortalizas crudas y cocidas, elevar el consumo de proteínas y vitamina C y los hidratos de carbono que sean de absorción lenta, incluso fomenta organizar o distribuir las comidas para consumir cada 1,5 o 3 horas, de manera equilibrada.

De igual forma, propone “engañar” al estómago cuando se sienta la necesidad o la ansiedad de comer, para esto sugiere snacks o meriendas con pocas calorías, como zanahoria cruda o incluso masticar chicles sin azúcar.

También se basa en el consumo de infusiones y agua y en mezclar la buena alimentación con sesiones de ejercicio o entrenamiento físico al menos durante media hora diaria.

Dieta del ajo

El ajo es conocido no sólo por su aporte de sabor y olor a las comidas, también se describe como un auténtico remedio natural ya que tiene importantes propiedades, algunas de ellas son la capacidad para regular los niveles de colesterol y favorecer la digestión y el sistema inmunológico.

Esta dieta es muy simple y una de las más sencillas de seguir, se trata de consumir dos dientes de ajo con jugo de limón antes del almuerzo y antes de la cena.

Además, se deben evitar a toda costa los alimentos fritos, refinados y todos aquellos que sean procesados.

Cambios en el estilo de vida

Es muy importante mencionar, que todas estas dietas apuestan por el consumo de alimentos saludables que aporten los nutrientes necesarios al organismo y así contribuir con la salud y el bienestar.

mejorar-estilo-de-vida

Además, propone eliminar por completo todos los alimentos que aporten el mínimo de nutrientes como los grasos, la comida “chatarra” o comida rápida y todos los procesados.

Se apuesta por el consumo de frutas, legumbres y vegetales, la ingesta de agua para una correcta hidratación y depuración del cuerpo, y las infusiones por sus antioxidantes.

Estos alimentos tienen el poder también de generar una sensación de saciedad, que permite controlar el apetito y no sentir la necesidad de comer sin medida.

Por supuesto, además de cambiar los hábitos alimenticios, todas estas dietas promueven la práctica de ejercicio físico, este es clave para la salud y evitar el aumento de peso.

Además, es un gran beneficio a la salud mental, pues permite la relajación y dejar las preocupaciones y permite controlar el síndrome de abstinencia, elemento de gran importancia en todo el proceso.

En cuanto a cuál es la mejor dieta para lograr dejar de fumar sin tener que ganar peso, es una cuestión completamente individual, influyen diversos factores y cada caso puede ser diferente.

Algo que sí es común a todos los pacientes y que es lo más importante del proceso, es tomar la decisión definitiva de dejar este perjudicial hábito y comprometerse con el trabajo que implica.

Es vital tener gran disciplina y constancia para no desfallecer, pues aunque pueda ser un proceso de cierta complejidad y para algunos es más difícil que para otros, no es una tarea imposible, así que para quienes son fumadores, el momento indicado es ahora.

Hacer unos pequeños cambios en la rutina, en la alimentación, costumbres y estilo de vida puede generar cambios muy importantes.

Dejar el tabaco es una decisión de gran importancia, pues puede cambiar por completo la vida de cualquier persona siempre para su total y completo beneficio.

Ahora, sólo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite recibir información útil sobre dietas y alimentación. Sólo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchas gracias!

flechas-azules-dieta-para.net

Dieta para Dejar de Fumar
Vota este post