Cómo hacer Dieta para bajar de peso

 

Ha pasado lo de siempre, el tiempo es inexorable y se nos ha echado encima, el verano está a la vuelta de la esquina y como no, es la temporada en la que deseamos lucir nuestro mejor aspecto, por lo que hemos decidido hacer dieta para bajar de peso, al ser posible rápidamente y sin mucho esfuerzo

Una cosa tenemos que tener claro, y es que en un par de días no se pueden hacer milagros, aunque sí podemos comer un tanto mejor a fin de que nuestro peso sea más apropiado. Desde luego no hay que hacer estupideces, adelgazar es más simple de lo que creemos. Cena bien y acrecentar un tanto el ejercicio físico puede ser más que suficiente para apreciar cambios en nuestro peso.

como hacer dieta para bajar de peso de forma segura

Como hacer Dieta para bajar de peso sin rebote

Cena bien y bajarás de peso

La cena es la última comida del día y teóricamente lo que habría de ser más ligera y suave, en tanto que cuando dormimos es el momento que  menos energía precisamos. Además de esto, si deseamos gozar de un reposo adecuado resulta indispensable hacer una cena equilibrada y saludable.

La teoría es esa, sin embargo la realidad es que de forma frecuente en el momento de la cena se amontona apetito (llevamos horas sin comer nada y en muchas ocasiones al mediodía solo hemos tomado un bocadillo o bien un plato único), el estrés del día y los agobio, pocas ganas de cocinar y muchas de relajarnos.

La suma de todos estos factores hace que muy frecuentemente las cenas sean excesivas y se acabe traduciendo en sobrepeso. Sin olvidar que a lo largo del fin de semana asimismo acostumbran a haber cenas “singulares” y que habitualmente empiezan ya el jueves. La cuestión es que variando nuestros hábitos en la cena, el peso baja prácticamente sin darnos cuenta.

 

Ideas que pueden ayudarte a perder peso

 

Llevar a cabo una cena más ligera de lo común es la clave para adelgazar. Una ensalada o bien una verdura de primero y una ración de pescado (mejor blanco), carne blanca o bien huevo de segundo va a ser suficiente.

Por consiguiente, se trata de priorizar las proteínas de una alta calidad biológica y reducir los hidratos de carbono y las grasas, todo ello unido a una buena ración de vitaminas a través de los vegetales.

La pasta, el arroz, la papa o bien las legumbres es mejor dejarlos para el almuerzo, pese a que los podemos incluir en pequeñas cantidades como acompañamiento alguna noche.

La fruta y el youghourt son, como siempre los postres ideales. Dicho de esta manera puede parecer un tanto desanimado, pero en verdad es que con estos ingredientes básicos se pueden concebir recetas bien ricas y sabrosas. En todos y cada uno de los casos, el aliño ha de ser medido, es decir, que no supere la cucharada sopera de aceite por plato. Asimismo debemos tomar en consideración que si bien hacemos “dieta para bajar de peso”, no hay que olvidarse que la cena debe terminar de darnos todos los nutrientes que requieran nuestras necesidades.

 

El desayuno, clave para una buena dieta

 

Si deseamos que nuestra cena sea suave y ligera, lo mejor que podemos hacer es merendar, y no una merienda cualquiera. Un tentempie a media tarde adaptado a nuestras necesidades, está entre las claves que nos dejará llegar en el momento de la cena con un apetito “controlable”.

Por ejemplo un pequeño bocadillo de queso fresco (pan integral a poder ser) , jamón dulce; un youghourt con frutas o bien un vaso de leche desnatada con unas galletas … Todas ellas son opciones que nos posibilitaran  pasar mejor la tarde y llegar a casa sin una enorme ansiedad que nos haga “darle un susto” a nuestra querida nevera.

 

Si nos hemos pasado en las comidas

 

Hay días que aunque tengamos claro que estamos haciendo una dieta para bajar de peso,  a la hora de comer nos hemos pegado un atracón, es decir, nos hemos pasado de la raya. Una buena forma de compensar el exceso realizado anteriormente es hacer una cena tan ligera como depurativa.

Están ordenados de más a menos saciante, las cantidades son libres, pero evidentemente no hay que pasarse, no se puede agregar sal ni aceite en un plato y hay que comer despacio y con calma.

 

Espárragos verdes cocidos con queso fresco desnatado.

2 manzanas al horno, un youghourt natural y una infusión.

Puré de calabacín y cebolla, queso fresco y fresas.

Sopa de verduras casera, macedonia y yoghourt.

Unas rodajas de piña natural, un yoghourt natural y una infusión.

la manzana en la dieta para bajar peso

 

Algunos alimentos que no deben faltar nunca en las dietas para bajar de peso

Peras y manzanas, poseen pectina que ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo. La pera aporta calcio, hierro y potasio a la vez que la manzana es diurética además contiene fibras y aminoácidos.

Las Harinas integrales, simplemente Indispensables, a fin de que reemplacen las pastas, pizzas y los panes elaborados con harinas blancas, con índices glucémicos altos.

La canela, además de aportar sabor a las infusiones o bien los platos, si añadimos 1/4 de cucharada de canela a nuestros platos, hace que se acelere el proceso metabólico, por lo que nos ayuda a mantener los niveles de azúcar a raya.

Naranjas y pomelos. Están compuestas en su mayor parte por agua, noventa por aproximadamente, asimismo son realmente útiles en los regímenes de adelgazamiento. Se pueden comer en las ensaladas, desayunos, en batidos multifruta, etc

Agua: una correcta hidratación es fundamental en cualquier dieta, sobran las palabras.

 

PD: Un consejo, no hay recetas mágicas que te hagan perder 10 kg en poco tiempo, por internet circulan muchas páginas en las que se puede leer “dieta para bajar de peso rápido en una semana” y casi sin esfuerzo, pues no suelen dar los resultados que se esperan de ellas y casi siempre producen un efecto rebote.

 

Foto freedigitalphotos