Una Dieta para Adelgazar Empieza por una Alimentación Saludable

Cada vez que va a llegar el verano, aparecen mil fórmulas y dietas mágicas para intentar perder los kilos que nos sobran. La mejor dieta para adelgazar es comer conscientemente lo más saludable posible. A continuación, os ofrecemos una propuesta de comidas.

Antes que nada, vamos a revisar nuestra despensa. Las legumbres, la quinoa, las semillas, las algas, las especias, las verduras y las frutas de temporada no pueden faltar un tu despensa. Tampoco las infusiones.

Es recomendable tomarlas a media mañana como por la tarde, que sean digestivas, que lleven diente de león, que lleven cardo mariano, ya que ayudan al hígado y hacer quemar grasas. Las infusiones con hinojo también hacen quemar grasas porque activan la tiroides.

una dieta para adelgazar saludable

Una dieta vegetariana puede ayudar a reducir los kilos de más. Se recomiendan platos con proteínas completas, que abarquen todos los aminoácidos principales que necesita el organismo. ¿Qué platos? Hummus (crema de puré de garbanzos cocidos con zumo de limón), o platos con cereales, legumbres y algas.

La combinación para conseguir la conocida proteína completa consiste en tres partes de cereales, por una de algas y legumbres. Estas últimas completan los aminoácidos y, además, si están saladas activan la tiroides; por lo que son ideales para aumentar el metabolismo y la capacidad de quemar grasas.

Cuando se va a comer fruta, es recomendable que sea fuera o antes de las comidas, para que así no interfiera en la digestión de lo que se ha comido. Si se quiere para después de la comida o de la cena, se sugiere que sea cocinada; puede significar sólo que sea salteada unos minutos en la sartén.

la-mejor-dieta-para-adelgazar-rapido

La fruta fría lo que consigue es debilitar; por eso es mejor cocinarla, aunque sea salteada, o bien añadirle por encima canela o jengibre. Si tenía proteína animal la comida, la manzana y la pera se pueden comer al final, frías, porque no intervienen en la digestión.

Una dieta para adelgazar no significa comer poco

Las ensaladas con hojas de temporada hay que recuperarlas. La escarola, la endibia, las espinacas crudas, la rúcula, son hojas fáciles de digerir, y son perfectas para el hígado por el punto amargo que llevan. Si se añaden otros y pera y manzana, tendremos una ensalada completa.

Para la cena, es el momento de las hamburguesas vegetales y cremas de verduras, que se preparan en casa de forma sencilla. Por ejemplo, se puede coger arroz y añadirle algunas verduras que tengas a tu alcance, como calabacín, cebolla o puerro.

Se tritura todo un poco sólo, porque tiene que quedar grueso, no tipo puré, y esto se junta con harina de garbanzos ajo y perejil u otras especies como orégano o tomillo.

Hay que volver al uso de las especies, porque logran que la comida no sea insípida, al mismo tiempo que sus propiedades son beneficiosas. Por ejemplo, el romero es bueno para el hígado; el tomillo ayuda al sistema respiratorio y la pimienta o el clavo activan los jugos gástricos.

Se suele comparar por parte de muchos profesionales, el intestino como el segundo cerebro, si este no se cuida podemos estar bajos de ánimos, tener contracturas o dolores de cabeza. Toca prestar atención después de una temporada de pocos cuidados.

Te proponemos empezar el día, el desayuno, con un zumo de pomelo con limón, en combinación con cereales sin gluten, ya que es más fácil de digerir por todos, sean intolerantes o no. El mijo es uno de los cereales recomendados.

desayuno para una dieta de adelgazamiento

Otra buena opción son  los bocadillos, pero el pan sin gluten y combinados con paté de pavo o aguacate con aceite de oliva. Para evitar una alimentación con grasas y desintoxicante, evitar el cerdo y sus derivados como la morcilla, el jamón, etc. O derivados de la vaca como el queso.

A media mañana y para la merienda, son preferibles las infusiones, como la infusión de hinojo, anís verde, comino, jengibre con unos pocos de orejones, dátiles o pasas, o bien una fruta como el pomelo o la pera.

Es importante antes de las comidas beber agua con el zumo de medio limón,  o un zumo de limón combinado con kudzu (pueraria lobata), son ideales para los intestinos sensibles.

Para la cena, aconsejamos evitar la carne, la pasta y el pan. Son perfectas las cremas de verdura de cebolla, apio, perejil o col con zumo de medio limón; y, en lugar de pasta, sémola de tapioca por ejemplo.

Alimentos indispensables en la despensa para quemar grasas

Consultando la opinión de varios dietitstas y nutricionistas:

Harinas integrales. Fundamentales,  estas sustituyen las pastas, las pizzas y los panes con harina blanca, con índices glucémicos elevados.

Pomelo. Esta fruta está compuesta por un 90% de agua. Aparte de ser ideal en las dietas de adelgazamiento, también es perfecta para curar los resfriados. Se puede comer en ensaladas, en el desayuno, en batidos o cocida al horno.

Manzanas y peras. Tienen pectina, que desintoxica el organismo. La pera tiene hierro, calcio, y potasio. La manzana es diurética, contiene fibra y aminoácidos.

Canela. Más allá del sabor que aporta a las infusiones o los platos, un cuarto de cucharadita de canela mezclada en la comida acelera el proceso metabólico, lo que hace bajar los niveles de azúcar en la sangre.

Como habrás podido comprobar, una dieta para adelgazar no sólo consiste en ingerir pequeñas cantidades de alimentos, se trata de llevar una alimentación saludable, bien combinada y variada.

Una Dieta para Adelgazar Empieza por una Alimentación Saludable
Vota este post